0 comentarios294 Views

Para disfrutar de un buen embutido y aprovechar al máximo todas sus cualidades, es necesario seguir unas pautas en la degustación. Con este artículo pretendemos hacer llegar al consumidor una serie de consejos en el consumo de embutidos,  que nos llenará de sabor nuestro paladar, apreciando hasta el último de sus matices en boca.

Lo primero que se debe hacer cuando compramos un embutido, es quitarle todos los plásticos que éste lleva,  como los envases al vacío, bolsas, bandejas, etc. Con esto oxigenamos el producto y le damos vida, ya que al envasar los productos al vacío, los privamos de oxígeno para aumentar su fecha de consumo, previniendo su oxidación. Todo este proceso se debe llevar a cabo al menos seis horas antes de su consumo.

Otro aspecto muy importante en la degustación de un embutido es la temperatura. Al igual que un buen vino, para una mejor degustación, muestro embutido debe estar a cierta temperatura. Una  temperatura  ideal sería sobre ente 25ºC  y  30ºC.

El embutido a cierta temperatura,  hace que su grasa se mezcle en la rodaja o en la tapa y dé más sabor al fundirse en boca. Este mismo principio se aplica a un buen queso, y cualquiera puede comprobar la diferencia de sabor de un embutido o queso, recién sacado del frigorífico, con otro que esté a una temperatura ambiente, entre 25ºC y 30ºC.

Algunas veces, cuando no se dispone de tiempo para que el embutido recién sacado del frigorífico, llegue a cierta temperatura, se puede recurrir a algún truco, como calentar un plato vacío en horno, o microondas, durante unos segundos, y colocar en él nuestro embutido, dejando reposar unos minutos antes de su degustación. Con esto conseguiremos que nuestro embutido llegue a una temperatura óptima para su consumo.

Por último, lo más importante para la degustación de un buen embutido, es que éste sea de calidad, como los que hacemos en Embutidos El Rubio.

Compartir

Publicar comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Subir
Abrir chat
¡Hola!
¿En qué puedo ayudarte?